Becas para alumnos de Ingeniería en Minas Imprimir Correo

Continuán los estímulos al desempeño académico

Gaceta UNAM, 27 de abril de 2015, Número 4,688, página 18 (Gobierno)
ISSN 0188-5138.

Becas para alumnos de Ingeniería en Minas

El propósito es apoyar a los estudiantes para que prosigan sus estudios

La UNAM y la asociación civil Ingeniero Manuel Franco Ló- pez firmaron un convenio de colaboración con el propósito de establecer una beca del mismo nombre, que consiste en brindar apoyo económico y en especie para contribuir a la formación de estudiantes de escasos recursos y buen desempeño académico de la carrera de Ingeniería en Minas y Metalurgia de la Facultad de Ingeniería.

Con la celebración del acuerdo, signado por el rector José Narro Robles y el representante legal de esa agrupación, José Fernando Franco González Salas, continuó la colaboración iniciada en septiembre de 2009.

En el acto, César Iván Astudillo Reyes, abogado general de la Universidad, recordó que esa organización se constituyó para otorgar apoyos mediante becas, ayuda económica, hospedaje, computadoras, libros y demás elementos, a jóvenes de escasos recursos con buen desempeño académico para que continúen su formación en instituciones de educación superior del país o del extranjero.

Destaca la ayuda específica para los pertenecientes a la carrera referida, a quienes se destinará la beca Ingeniero Manuel Franco López.

El documento establece la posibilidad de ofrecer una subvención de posgrado en la UNAM a los becados que concluyan esa licenciatura, siempre y cuando cumplan los requisitos establecidos por la entidad académica, conforme a la normatividad universitaria. Los apoyos, precisó el abogado, inicialmente tienen una duración de un año, pero pueden ser sujetos a prórroga.

Igualmente, el convenio tiene el objeto de convocar y otorgar el premio anual que lleva el nombre del destacado ingeniero, al alumno con mejor promedio de su generación de la misma carrera.

id-163Proyecto de éxito

En su oportunidad, José Fernando Franco, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, calificó a este proyecto como de éxito, porque ha logrado sus metas: retribuir por medio de la UNAM, y en particular de la Facultad de Ingeniería, “un poco de lo mucho de fortuna que hemos tenido algunos, rescatando el nombre de mi padre que fue un alumno y egresado de esta casa de estudios, y que dedicó su vida al ejercicio de su profesión y a trabajar por México”.

Lo más satisfactorio, dijo en la Torre de Rectoría, ha sido la experiencia con los futuros ingenieros, jóvenes con enormes carencias que son capaces de desarrollar talentos, disciplina y emoción para estudiar cada vez más y salir adelante.

La firma de este nuevo acuerdo representa la consolidación de la beca, porque ha logrado fortalecerse y transitar en la renovación de la Universidad. Se trata de un puente institucional hacia el futuro de un esfuerzo conjunto entre la familia Franco y esta entidad educativa, subrayó.

En tanto, Carlos Agustín Escalante Sandoval, director de Ingeniería, destacó que este programa de apoyos no sólo consiste en ayudas económicas, sino también de una formación en valores, integral. En cinco años ha adquirido una gran solidez y “agradezco en nombre de la Facultad el gran soporte que se le da a nuestra institución y, en particular, a la carrera de Ingeniería de Minas y Metalurgia”.

Labor tutelar

José Narro expresó que “no se trata sólo de otorgar un apoyo académico, sino además de una labor tutelar que la familia Franco realiza con los jóvenes, lo que es invaluable”.

El esfuerzo ha sido continuado; la generosidad ha alcanzado para que se prolongue, se vean los resultados de los egresados y se amplíe el proyecto originalmente planteado, “como esta beca para dar vivienda y sustento a estudiantes que lo requieren y lo merecen”, concluyó el rector.